La Quinoa

06.01.2017

 

No es que la quínoa lleve algunos años de moda porque sí, de un día para otro todos empezaron a comer este seudocereal y a tratar de que sus hijos lo comieran porque es realmente un gran aporte para todos!

 

Tiene mucha fibra y es más baja en calorías que el arroz o el maíz, se digiere fácilmente y tiene ocho aminoácidos esenciales para el ser humano. Entre estos destaca la lisina, que es fundamental para el desarrollo del cerebro.

Además, tiene más del doble de proteínas que los cereales y es muy rica en hierro (cada 100 grs de quínoa tenemos el 95% del hierro que necesitamos cada día).

También tiene fósforo, vitamina C, E y varias del grupo B, ácido fólico y magnesio, que ayuda a relajar los vasos sanguíneos, disminuyendo los niveles altos de tensión arterial. Es buena ayudando a combatir la diabetes, osteoporosis, las cefaleas y los trastornos de ansiedad y estrés.

Entonces, hay que empezar a incorporarla con más fuerza a nuestras comidas diarias y hacer que nuestros hijos la prueben.

 

Les dejo algunas recetas para que las incorporen:

 

Quínoa del huerto (para cuatro personas)

 

  • 1 taza de quínoa cocida (si se usa aceite, que sea de coco)

  • 1 cucharada de aceite de oliva

  • 1/4 taza de cranberries deshidratados

  • 1/2 taza de apio picado chico

  • 1/2  taza de zanahoria rallada

  • 1/2 taza de brotes de alfalfa picados finos

  • 1 cucharada de sésamo sin tostar o sésamo negro

  • sal de mar

 

Esperar a que la quínoa se enfríe, mezclar con los demás ingredientes y servir. Se puede agregar palta, también queda exquisita.

Sirve como acompañamiento y para comerla como plato único.

A disfrutar.

 

Quínoa griega  (para cuatro personas)

 

  • 1 taza de quínoa cocida (si se usa aceite, que sea de coco)

  • 1 a 2 cucharadas de aceite de oliva

  • 4 tomates medianos, cortados en gajos

  • 2 pepinos cortados en rodajas muy delgadas, sin pelar

  • 1/2 cebolla morada chica, cortada pluma

  • 4 cucharadas de cilantro picado

  • 1 1/2 cucharada de menta picada

  • 2 cucharadas de perejil picado

  • 1 cucharada de jugo de limón

  • sal de mar

 

Mezclar todos los ingredientes una vez que la quínoa este fría. Revolver bien. Dejar reposar 10 minutos y servir.

 

Galletas saladas de quínoa (sin gluten)

 

- 1 ½ taza de harina de quínoa

- ¼ taza de aceite de coco (derretido)

- 1 cucharada de té de bicarbonato de sodio

- ½ cucharada de té de sal de mar

- ½ taza de agua filtrada (a temperatura ambiente)

 

Precalentar el horno a 180 grados.

Espolvorear harina de quínoa sobre un papel mantequilla o lámina de silicona y dejar sobre la lata del horno (afuera del horno), para luego poner ahí nuestras galletas.

Mezclar en la procesadora todos los ingredientes, de manera suave. Si es necesario, para dar con la consistencia de masa, se puede agregar un poco más de harina.

Dividir la masa en 8 partes y estirar sobre una superficie (yo lo hago directamente sobre el mesón de la cocina) con uslero o con la mano. A mi me gusta que queden más irregulares e imperfectas, por lo que lo hice con la mano. Cortar con cuchillo en tiras (o con moldes) y luego trasladar a la lata del horno.

Hornear por 20 minutos, hasta que estén crujientes y doradas.

Dejar reposar 1 hora antes de guardar o comer.

Quedan exquisitas con palta, guacamole o alguna pasta de verduras y semillas.

 

A ver si se motivan con la quínoa y a partir de estas recetas inventan ustedes sus propias variaciones!

Please reload

Entradas recientes

August 6, 2019

January 20, 2019

January 11, 2019

October 15, 2018

October 7, 2018

September 30, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags